Blog & News

Sea un buen Líder y ayude a Crear Nuevas Generaciones

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Aprender a dirigir equipos es difícil, pero con trabajo y sentido común se puede mejorar a la vez que se enseña a los demás.

Uno de los últimos títulos que acaba de publicar Lid Editorial es El nuevo código del líder, una obra dirigida a aquellos profesionales que quieren mejorar sus habilidades de mando pero que también están interesados en potenciar estas capacidades en las personas de su entorno. Los autores Dave Ulrich, Norm Smallwood y Kate Sweetman se encuadran en la línea de expertos que defienden que los líderes se hacen.

Para ellos, aunque hay personas que poseen unas condiciones innatas para organizar el trabajo y para dirigir equipos, cualquier profesional puede adquirir estas habilidades con trabajo y sentido común. Ulrich, profesor de gestión empresarial de la Universidad de Michigan, dice que uno de los principales fallos es que se piensa que estar al frente de una compañía consiste en poner en práctica las normas de actuación que la firma tiene establecidas. Sin embargo, para él lo importante es aplicarlas y ayudar a otros a aprender.

Cuando se hace esto "nuestro liderazgo trasciende la aptitud personal y se convierte en una capacidad de la organización". A partir de este hilo argumental la obra recopila cinco pilares básicos para alcanzar el éxito como directivo que se basan en la experiencia y en las conversaciones que el grupo de autores ha mantenido con distintos ejecutivos internacionales. Uno de estos puntos se centra en la capacidad estratégica y la visión a largo plazo. Aquí se anima a ser curioso, a no quedarse sólo con lo que nos cuentan, a investigar y preguntar.

Otro de los pasos que todo líder debe hacer posible es conseguir que se cumplan las tareas y los objetivos. Es decir, que las cosas ocurran. Para ello no hay que tener miedo a tomar decisiones y a asumir responsabilidades. La comunicación se sitúa también como una herramienta esencial. Dicen que gracias al diálogo abierto y transparente la gestión del talento será más fácil. Si los empleados disponen de información y conocen los objetivos de la compañía su involucración y creatividad serán mayores.

Ulrich defiende que es fundamental crear un ambiente laboral positivo y aprender a divertirse en el trabajo. Pero esta obra insiste en que invertir en la mejora personal es la base de todas las demás competencias del liderazgo. Afirman que «el primer paso para conocer a los demás es conocerse a uno mismo. Además, al final del libro se explica cómo llevar el código del que hablan a la acción mediante cuatro pasos: estableciendo una teoría clara de liderazgo; evaluando a los líderes; invirtiendo en ellos y haciendo un seguimiento para alinear las prácticas de la organización.

Somos una empresa comprometida con el desarrollo Personal, profesional y Expansión Financiera de las personas y empresas de forma efectiva y enfocados en el potencial humano.

SÍGUENOS